Johnson Controls: cómo ahorrar energía de los edificios

2 minutos de lectura
Johnson Controls

Johnson Controls indica cómo reducir la demanda energética del edificio de una empresa a través de la automatización y la digitalización.

A través de su portal web, Johnson Controls informó sobre la importancia de reducir la demanda energética y la huella de carbono. Dado que los edificios son responsables del 40% de las emisiones de gases efecto invernadero, la marca realizó algunas recomendaciones para que las empresas logren ahorrar energía en sus infraestructuras.

Sensibilización en torno a valores sostenibles

En primer lugar, señala, es importante concienciar a todos los empleados sobre la importancia del ahorro energético. De esta manera, se pueden poner en práctica sencillas medidas que permiten reducir el gasto de energía muy rápidamente. Como, por ejemplo, ajustar la temperatura, evitar corrientes de aire, acordarse de apagar las luces y los aparatos electrónicos, así como usar las escaleras en vez del ascensor.

Mantenimiento preventivo de los equipos y sistemas

Para no desperdiciar energía, es fundamental la inspección periódica de todos los equipos. De esta manera, se puede evitar que el mal funcionamiento de cualquier dispositivo genere un derroche energético innecesario.

Actualización de los equipos y sistemas

Modernizar los equipos de las instalaciones es una solución que permite ahorrar energía a largo plazo. De hecho, las innovaciones tecnológicas proporcionan sistemas y dispositivos cada vez más sostenibles.

Incorporación de sistemas de automatización

Los edificios inteligentes son la clave para mejorar la rentabilidad y sostenibilidad. La automatización de las instalaciones permite, por ejemplo, apagar la iluminación o ajustar la calefacción y la ventilación según la ocupación de los espacios. La digitalización de los edificios también facilita la predicción de incidencias. Además, ofrece un control centralizado de todos los sistemas, de manera que se pueden procesar los datos para proponer soluciones eficientes y adaptadas.

Principales beneficios de los edificios inteligentes

Así pues, los sistemas de automatización de edificios permiten una extensa recolección de datos relevantes sobre el funcionamiento del edificio. Como, por ejemplo, datos sobre la distribución física de las instalaciones, los suministros o la ocupación, entre otros. En este sentido, algunas de las principales ventajas que ofrecen son:

  • Análisis del consumo de electricidad, agua, gas y climatización. 
  • Monitorización y gestión de los informes de gastos. Como, por ejemplo, los datos de facturación, así como comparativas sobre el consumo.
  • Seguimiento activo de la ocupación de los espacios. De esta manera es posible tomar decisiones sobre cómo optimizar el rendimiento del edificio según su uso.
  • Informes de calidad ambiental. Medición de la temperatura, la humedad, los niveles de CO₂ y los parámetros de calidad del aire interior.

Fuente: Johnson Controls